La Kaaba es la estructura cúbica de piedra negra que se encuentra en el jardín de la gran mezquita de La Meca. Fue construida por Adán y reconstruida por Abraham y su hijo Ismael como el primer lugar en la tierra dedicado al culto del Dios todopoderoso, el único Dios creador. Se le otorgó el nombre Beit-Allah-Alharam, que significa “la casa sagrada de Dios”.

    El interior de la Kaaba está vacío y se accede únicamente en ocasiones especiales y para un ritual de depuración, una vez por año. Un paño negro enorme bordado con oro y con caligrafía coránica, llamado Qiswah, se teje para revestirla todos los años. 

    Cuando los musulmanes rezan, donde sea que estén en el mundo, deben mirar hacia la Kaaba.

    En el Hajj, la peregrinación que cada musulmán debe hacer por lo menos una vez en su vida, quienes la realizan deben dar siete vueltas a su alrededor en un ritual llamado tawaf, o circunvalación: una caminata hecha en el sentido contrario a las agujas del reloj. El tawaf también se lleva a cabo a lo largo del año.